You are here

¿Qué es el examen neonatal?
El examen neonatal es una parte importante en el cuidado de un bebé. Es un servicio de salud pública administrado estatalmente que garantiza que a todos los bebés se les hagan exámenes para detectar ciertas enfermedades que pueden causar problemas de salud graves. Muchos bebés que nacen con estas enfermedades no muestran ningún signo al nacer y parecen sanos. De hecho, muchos no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Más de 60 enfermedades diferentes pueden detectarse a través del examen neonatal. Para los bebés que nacieron con estas enfermedades graves pero tratables, el examen neonatal permite dar un diagnóstico y tratamiento tan pronto como sea posible. El examen neonatal puede cambiar la vida de un bebé, puesto que ayuda a los profesionales de la salud a hacer un diagnóstico temprano e iniciar el tratamiento antes de que se presenten problemas graves.

Datos clave

  • Casi 4 millones de bebés nacidos en Estados Unidos reciben el examen neonatal.
  • Casi 1 de 300 bebés tiene una enfermedad que se puede detectar a través del examen neonatal.
  • El examen neonatal usualmente se hace cuando un bebé tiene entre 24 y 48 horas de nacido.
  • En Estados Unidos todos los estados exigen el examen neonatal, pero no todos los estados buscan detectar las mismas enfermedades.

El examen neonatal y la IDCG
Los bebés con inmunodeficiencia combinada grave (IDCG) parecen sanos al nacer, pero no pueden combatir las infecciones. La prueba de sangre del examen neonatal puede mostrar si un bebé tiene un número bajo de linfocitos T, un signo de que el bebé puede tener IDCG. Los linfocitos T son un tipo de glóbulo blanco que es vital para combatir las infecciones. La falta de linfocitos T es esencial para diagnosticar la IDCG, pero puede ocurrir en otras enfermedades.

En 2008, Wisconsin, seguido por Massachusetts en 2009, realizó programas piloto para adoptar la prueba de círculo de escisión del receptor de linfocitos T (T cell receptor excision circle, TREC) para detectar linfocitos T bajos en un bebé, lo cual es un indicador de IDCG. La Fundación de Inmunodeficiencia (IDF), la organización matriz de Compás SCID, desempeñó un papel importante en abogar para que todos los estados incluyeran la IDCG en sus programas de exámenes neonatales. La IDF lideró una campaña de varios años para generar conciencia pública sobre la IDCG y para incrementar la detección y tratamiento tempranos a través del examen neonatal. Gracias a estos esfuerzos, a partir del 1 de diciembre de 2018 en todos los 50 estados se hacen exámenes para detectar IDCG.

Las tres partes del examen neonatal

  • El examen neonatal tiene tres partes diferentes: el examen de sangre o punción del talón; el examen auditivo, y la pulsioximetría. Todos estos exámenes se hacen de 24 a 48 horas después del nacimiento.
  • El examen de sangre o punción del talón: permite identificar si un recién nacido puede tener una o más enfermedades graves. Se toma una pequeña muestra de sangre del talón del bebé, o a veces se extrae sangre de una vena, y se coloca en la tarjeta del examen neonatal. Esta tarjeta se envía al laboratorio estatal para su análisis.
  • El examen auditivo: permite identificar si un recién nacido puede tener pérdida auditiva. Se pueden hacer dos tipos diferentes de examen auditivo. En ambos se usan auriculares internos o externos para examinar la audición del bebé, normalmente cuando está dormido.
  • La pulsioximetría: permite identificar si un recién nacido puede tener ciertas afecciones cardiacas. Para esto se pone un sensor indoloro en la piel del bebé para monitorear la canitdad de oxígeno en su sangre.